Listado articulos

SEGUNDA Fase: Evaluación de Riesgos y Planificación de la Actividad Preventiva

La evaluación de riesgos y planificación de la actividad preventiva persiguen como objetivo minimizar y controlar los riesgos que no han podido ser eliminados, estableciendo las medidas preventivas pertinentes y las prioridades de actuación en función de las consecuencias que tendría su materialización y de la probabilidad de que se produjeran, incluyendo para cada actividad el plazo para llevarla a cabo, la designación de responsables y los recursos humanos y materiales necesarios para su ejecución.

La evaluación inicial de riesgos es una herramienta, no tiene un fin en sí misma, no puede contemplar todos los riesgos, ni en ella se inicia y termina toda la acción preventiva.

La evaluación es un proceso (una serie de actividades sistemáticas y estructuradas) permanente que puede llevarse a cabo por etapas de forma programada en el marco de lo previsto en el plan de prevención de la empresa y ha de ser revisada y actualizada a medida que sea necesario.

Las revisiones y actualizaciones de la evaluación de riesgos se realizarán en base a los datos e informaciones obtenidos de las investigaciones de los accidentes, incidentes y enfermedades producidas, las conclusiones del programa de vigilancia de la salud, los resultados de las actividades de control de los riesgos, las sugerencias de los trabajadores, los informes de asesoramiento preventivo realizados por organismos públicos o privados...

La evaluación de riesgos es un instrumento de gestión del empresario pues facilita el proceso de toma de decisiones, relativas a si una situación de trabajo es segura o no, y si es preciso realizar actividades preventivas encaminadas a eliminar o controlar los riesgos y, en este caso, cuál es el tipo de m medidas que hay que tomar.

La evaluación de riesgos, como instrumento de gestión del empresario, que determina la necesidad de tomar una medida preventiva, debe concluir -una vez identificado el puesto de trabajo, tarea o procedimiento y el nivel de riesgo- con la indicación de las medidas concretas para eliminar o controlar el riesgo.

Estas medidas preventivas pueden tener diferente naturaleza (técnica, organizativa, de formación/información, de control periódico de las condiciones de trabajo), pero deben ser siempre precisas y concretas. No son admisibles las remisiones genéricas al cumplimiento de la normativa vigente.

Por otra parte, a la hora de establecer las medidas preventivas el empresario deberá tener en cuenta los principios del artículo 15 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y establecer unos plazos para su ejecución.

La planificación consiste en la sistematización del conjunto de actuaciones preventivas que deben desarrollarse en un plazo concreto, según un cierto orden de prioridades determinadas por la magnitud de los riesgos detectados y el número de trabajadores afectados, pudiéndose distinguir entre medidas/actividades de cuatro tipos, que se desarrollan seguidamente en sus correspondientes cuestionarios:

  •  Medidas o actividades materiales para eliminar o reducir los riesgos: prevención en el origen, protección colectiva, protección individual y medidas de información y formación.
  •  Actividades para el control de riesgos.
  •  Actividades frente a cambios previsibles.
  •  Actividades frente a sucesos previsibles.

La siguiente guía de autoevaluación, compuesta por una serie de cuestionarios, servirá para detectar los puntos críticos, riesgos y circunstancias de la empresa así como aquellos aspectos relacionados con los procesos de evaluación y de planificación de la actividad preventiva. Con ella se pretende analizar la incidencia, en el caso particular de cada empresa, de cada bloque de información y decidir las medidas a adoptar, que pueden ir, por ejemplo, desde la simple información a las personas afectadas, hasta el establecimiento de un procedimiento.

 

Cuestionario 1 - Evaluación de riesgos
Cuestionario 2 - Planificación Preventiva. Medidas y Actividades para eliminar o reducir riesgos

     

Cuestionario 3 - Planificación Preventiva. Información y formación 

Las necesidades formativas en prevención quedan determinadas en principio por los resultados de la evaluación de riesgos y específicamente a través de actividades de seguimiento por parte de los mandos correspondientes.

En la mayoría de los casos se precisa efectuar un proceso que permita identificar, permanente y sistemáticamente, las necesidades de formación presentes y futuras, necesidades tanto individuales(de conocimientos, destrezas y actitudes de cada trabajador), como colectivas (comunes a grupos de trabajadores).

Una vez identificadas las necesidades, éstas se analizarán con objeto de seleccionar las que son prioritarias y que deben ser incluidas en el programa de formación a realizar.

 

Cuestionario 3 - Planificación Preventiva. Información y formación  

Cuestionario 4 - Planificación Preventiva.Actividades para el control de las condiciones de trabajo y de la actividad de los trabajadores (Art. 16 Lprl)

 

Cuestionario 5 - Planificación Preventiva. Vigilancia de la salud

Los reconocimientos médicos son una parte importante de la vigilancia de la salud, pero es primordial aclarar, sobre todo en el proceso de sistematización de las actividades preventivas que nos ocupa, la doble vertiente que tiene esta actividad: individual y colectiva.

Sin perjuicio de la importancia de las actuaciones sobre los trabajadores a nivel individual, el personal sanitario debe analizar los resultados de vigilancia de la salud y de la evaluación de riesgos con criterios epidemiológicos, colaborando con la organización preventiva para investigar posibles relaciones entre la exposición a dichos riesgos y los daños de la salud, así como proponer medidas encaminadas a mejorar las condiciones de trabajo.

Uno de los principios en los que debe basarse la actividad de vigilancia de la salud para que cumpla su función preventiva es la especificidad. Dicha vigilancia ha de realizarse en función de los riesgos inherentes al trabajo que haya puesto de manifiesto la evaluación. Por tanto, el personal sanitario, como parte del equipo interdisciplinar de la organización preventiva, debe conocer los datos del puesto, el tiempo de permanencia en el mismo, los riesgos identificados y las medidas preventivas adoptadas.

 

 Cuestionario 5 - Planificación Preventiva. Vigilancia de la salud
Cuestionario 6 - Planificación Preventiva. Actividades frente a cambios previsibles
Cuestionario 7 - Planificación Preventiva. Actividades frente a sucesos previsibles. Emergencias.
Riesgo grave e inminente
Cuestionario 8 - Planificación Preventiva. Actividades frente a sucesos previsibles.
Investigación de accidentes y otros daños para la salud

 

A lo largo de los distintos cuestionarios de esta segunda fase, se hace referencia al posible establecimiento de procedimientos para llevar a cabo diversas actividades preventivas (investigación de accidentes, inspecciones planificadas...)

En el Anexo II se ofrece un modelo de tabla para listar los procedimientos que se planifique implantar, la cual a su vez facilitará en la tercera fase el seguimiento del grado de ejecución de cada uno de estos procedimientos.

Una vez completada la autoevaluación, el empresario (asesorado por su organización preventiva, y con la participación de los trabajadores o sus representantes) decide las actividades que incluirá en el programa de actuación correspondiente a esta segunda fase del proyecto para modificar y adaptar su plan de prevención de riesgos laborales, de acuerdo con el Anexo III (Modelo de Programa de Actuación).

En base al resultado del programa de actuación, el empresario implantará las mejoras que en el mismo estén previstas, tras lo cual se procederá a la elaboración del informe de seguimiento (ver Anexo IV) que deberá ser remitido al ICASST, para la superación de fase. 

Para el diseño del programa de actuación, la implantación de mejoras y la elaboración del informe de seguimiento, el empresario se podrá apoyar en su organización preventiva, contando también con el asesoramiento del ICASST.

A la vista del informe de seguimiento elaborado por la empresa, el ICASST valorará el paso a la tercera fase.