Listado articulos

Elementos

2. Elementos del proyecto.

El proyecto utiliza tres elementos fundamentales en el desarrollo de cada fase:

  1.  Guías de Autoevaluación
  2.  Programas de Actuación
  3.  Informes de Seguimiento
     

1. Las guías de autoevaluación ayudan al grupo de trabajo de la empresa a reflexionar sobre la situación actual de la empresa en cuanto a la eficacia del diseño e implantación de la fase correspondiente del plan de prevención, así como a identificar los principales aspectos en los que se ha de actuar con preferencia (puntos críticos) para mejorar la situación en relación con los problemas de gestión de la prevención. Sirven además para valorar estos puntos críticos en función de su potencial de mejora y, a partir de ellos, elaborar el programa de actuaciones en cada fase. No esta previsto que sean remitidas al ICASST.

Estas guías contienen un conjunto de cuestiones relacionadas con el funcionamiento del sistema de prevención. Para ello disponen de las opciones SÍ/NO/NO APLICA. Esta última opción deberá señalarse siempre que se considere que la cuestión planteada no tiene aplicación de acuerdo a las características de la empresa en el momento considerado.

Los resultados de estas guías pondrán de manifiesto aquellos puntos críticos que deban ser objeto de tratamiento en el plan de prevención.

2. Una vez completada la autoevaluación, el empresario (asesorado por su organización preventiva, y con la participación de los trabajadores o sus representantes) decide las actividades que incluirá en el programa de actuación correspondiente a cada fase del proyecto para modificar y adaptar su plan de prevención de riesgos laborales.

Detectados los puntos críticos de una fase como resultado de la aplicación de la guía de autoevaluación correspondiente, se pondrá de manifiesto la necesidad de llevar a cabo determinadas actividades preventivas. El empresario, asesorado por su organización preventiva y con la participación de los trabajadores o sus representantes, decide las actividades que incluirá en el programa de actuación (modelo Anexo III) correspondiente a cada fase del proyecto.

3. El informe de seguimiento (modelo Anexo IV) incluye el análisis de siniestralidad actualizado y un cuadro resumen de las actividades finalmente implantadas con relación a las programadas, acompañado de una breve memoria descriptiva sobre la forma en que se han ejecutado.

Este informe, una vez remitido al ICASST, servirá para determinar la superación o no de la fase a la que hace referencia.